domingo, 28 de mayo de 2017

ALGO CHIRRÍA -Y MUCHO- EN EL ATENTADO DE MANCHESTER


Cuerpos arrastrados dejando un rastro de sangre en el suelo. Lo vimos en
Bataclan. Aquí hay un mensaje que interpretar, como lo hubo entonces.

La alarma me saltó al escuchar en los informativos que las autoridades británicas reprochaban a los servicios secretos norteamericanos el haber facilitado filtraciones que ponían en peligro la investigación sobre el atentado del Manchester Arena. Al parecer, esas filtraciones son, esencialmente:

- el revelar la identidad del asesino, Salman Abedi, así como la existencia de una red de apoyo, que supuestamente la policía británica estaría intentado desarticular, datos que lanzó la cadena NBC
Un detonador muy preciso en lo que se nos cuenta que era un
artefacto casero. ¿Ha explotado en Manchester uno de los "ju-
guetitos" asesinos que la propia Gran Bretaña pone en manos
de sus peones en Libia y Oriente Medio?
- la publicación de una serie de fotografías con los restos de la mochila bomba y el detonador empleados, efectuada por el New York Times.

Parece que lo que ha causado la airada reacción británica es que la divulgación de estos datos pone en duda tanto su eficacia antiterrorista como la presentación de una versión oficial de los hechos que a partir de estas "filtraciones" solo puede tomar una dirección, y que no es la que el gobierno pretendía.

Respecto al primer dato, el hecho es que, una vez más, el supuesto autor material era conocido de las autoridades, al haber formado parte del numeroso contingente de refugiados libios enviados allí como fuerza de choque de la OTAN y "radicalizados" hasta convertirse en una máquina asesina en espera de actuar. Las advertencias que sobre su peligrosidad había recibido la policía procedían incluso de su propia familia y de la mezquita de Didsbury, que frecuentaba.
Otra imagen recurrente: la actiz de crisis "Soetoro", habitual
de tantos atentados, también ha prestado su imagen a la puesta
en escena de los informativos. Desde luego, si la reconozco
por ahí salgo corriendo lo más deprisa que pueda.
Las imágenes de los restos de la mochila-bomba, que no dejan de recordar a la publicación de las imágenes de la mochila de Vallecas del 11-M en la ABC norteamericana antes que en ningún medio español, y que acabaron por convertirse en el eje de toda la versión oficial, así como las del temporizador, resultan aún más eficaces a la hora de desmontar lo que han contado las autoridades del Reino Unido: que se trataba de un artefacto casero montado por un aficionado en base a instrucciones que no son difíciles de encontrar en Internet. Cuando el "aficionado" ha recibido entrenamiento en Libia con los "rebeldes moderados" que hacen el trabajo sucio de la OTAN lo que está saliendo a la luz no es solo la incompetencia del gobierno de Theresa May, sino unos indicios más que racionales de complicidad.

Ese detonador es demasiado sofisticado para encontrarlo en el mercado, el circuito impreso es para detonarlo a distancia y es el mismo que utiliza el Estado Islámico con los niños bomba a los que recurre en Siria. ¿Ha sido Salman Abedi un mero peón cuya carga explosiva fue detonada por un controlador a distancia? Esta es la tesis que parece más coherente con lo que sabemos gracias a las "filtraciones" que tan colorados están poniendo a los (ir)responsables de la seguridad británica.

Pero si Abedi era el mero portador del aparato explosivo -ni casero ni improvisado, insisto-, un cabeza de turco cuya función es cargar con las culpas, ¿quién está detrás?
La secuencia en tres fotogramas que tenemos aquí ha sido decodificada por Ela-
dio Fernández en su blog: Primera imagen, el vehículo que arrolló a los peatones
en Times Square el pasado dia 18. En la foto el letrero "1515 Broadway" puede
leerse como "ISIS Broadway". La flecha "ONE WAY" apunta  hacia ...

un conejito sonriente. Que no se me lancen encima las feministas, pero "cone-
jito", por mérito o culpa de Hugh Heffner, designa, entre otros significados,
 entre otros significados, a una jovencita sexualmente apetecible.

Un indicio más para los que ya estén pensando que todo esto es un delirio
conspiranoico: el coche se estrella contra una tienda de la marca "Swatch".
Swatch significa también trozo de tela: la lona en la que aparece el conejito 

Y finalmente el conejito sale de la chistera: el nuevo -y probablemente incons-
ciente- gancho que conducirá a las víctimas hasta el lugar del sacrificio de mayo.
"May´s sacrifice": ofrenda de May. ¿Cuál era el apellido de la primera ministra
británica, que ahora se me ha ido?

Es el momento de plantearse preguntas incómodas. Sabemos que más de 5000 soldados han sido desplegados en las calles de Londres. Simultáneamente, el recién elegido Macron pretende prorrogar en Francia el estado de excepción que lleva dos años operativo. Se normaliza la presencia del ejército en las calles de grandes capitales para prevenir una amenaza que se nos presenta como endémica, cronificada en realidad por los mismos que deberían defender a los ciudadanos pero que en realidad solo cuidan sus intereses y la fidelidad a sus amos, respaldados por los votos de los que no se enteran de nada.
A los programadores MkUltra de sacrificios humanos no se
les puede negar un perverso sentido del humor: la gira de
Ariana Grande llevaba por título "Dangerous Woman Tour".
Y ahora sabemos dónde estaba el peligro ...
Repito que me limito a plantear preguntas. Otros, a los que hago explícito mi reconocimiento, aportan datos que podrían facilitar las respuestas. Es el caso del comentarista Loco, que señala:

Atentado, el mismo día que Trump viaja a Israel, visita el Muro de las Lamentaciones, el 22/05/2017, y declara que todos “hacemos frente a la misma amenaza: el avance del grupo Estado Islámico, de las organizaciones terroristas, 333 días después del referéndum sobre el Brexit, 22 muertos, a las 22:33h, el autor 22 años, 17 días antes de las elecciones del 08/06/2017, y 3 días antes de la cumbre de la OTAN , en la cual Trump buscará una mayor implicación de la OTAN en la coalición contra el Daesh en Irak y Siria. Nadie como estos terroristas velan por los intereses de los demonios de Occidente, además de ser muy quisquillosos en la elección de fechas.

Curiosamente el 11/05/2016 en un supuesto simulacro de la policía en un centro comercial en el mismo Manchester, un falso terrorista vestido de negro grita "Alá es grande" y hace como que activa una mochila bomba (es difícil no ver en estas imágenes un ensayo del atentado del Arena, nota del "blogger"). La policía pidió disculpas.



El 22/05/2013 dos hombres matan con un machete a un soldado en Londres al grito de Alá es grande.

En realidad el linchamiento del 22/5/2013 es una mera simulación con un maniquí, pero la gente se traga el "show" al servicio de la estrategia del "shock" y del terror permanente.

El tal vez no tan estúpido Trump gana por partida doble. Su fingida indignación con las filtraciones de sus servicios de seguridad le permitirá depurar a los topos colocados por su predecesor, un Obama que no ha soltado aún todas las riendas del poder, a la vez que su exigencia de que los países de la OTAN dediquen un 2 % de su presupuesto a "la organización" resulta justificado: se trata de defender a nuestros niños y adolescentes de masacres como la sufrida en Manchester.

(posesodegerasa)



No hay comentarios:

Publicar un comentario